top of page
Buscar
  • Foto del escritorIng Ricardo Ontiveros V.

EL CULTIVO DEL AGAVE AZUL

El cultivo del agave azul, también conocido como Agave tequilana Weber, es de gran importancia económica en la producción del tequila una bebida alcohólica tradicional de México, mayormente el tequila se produce en todo Jalisco y algunos municipios de alrededores del estado.


Agave azul tequilana weber, plantado en los cerros de Tequila Jalisco
El cultivo del agave azul


El agave azul se cultiva en regiones específicas de México, principalmente en los estados de Jalisco, Nayarit, Guanajuato, Michoacán y Tamaulipas. El suelo debe ser muy fértil, rico en nutrientes minerales y bien drenado para favorecer el crecimiento adecuado de la planta ya que no tolera encharcamientos en el suelo.


La propagación del agave azul se realiza principalmente mediante hijuelos, pequeñas plantas que brotan de la base de la planta madre. Los agricultores seleccionan hijuelos vigorosos y saludables y los trasplantan en el campo.

El espaciado entre plantas es de 3,400 plantas por hectárea, ya que es importante para permitir un crecimiento adecuado y facilitar las labores agrícolas.


El agave azul requiere cuidados específicos durante su crecimiento; aplicar nutrientes a la raíz y área foliar, aplicar antibióticos cuando sea necesario para evitar las pudriciones, también es importante controlar las malezas alrededor de las plantas para evitar la competencia por nutrientes y agua.

Durante la temporada seca, el riego puede ser necesario en caso de ser posible regar para garantizar un buen desarrollo de las plantas.


El agave azul suele alcanzar su madurez entre 6 y 7 años después de la plantación, aunque este tiempo puede variar según las condiciones climáticas y el tipo de suelo.

La cosecha se realiza tradicionalmente a mano con la ayuda de una coa de jima, con ella se desprenden las pencas dejando solo la piña o bola que es la que contiene los azúcares necesarios para la producción de tequila.


Una vez cosechadas, las piñas de agave se transportan a las instalaciones de procesamiento.

La piña se cuece en hornos de vapor o autoclaves para convertir los almidones en azúcares fermentables.


El jugo extraído de la piña cocida se fermenta para producir un líquido alcohólico llamado "mosto" y el mosto se destila para obtener el tequila, que luego se clasifica según su tipo (blanco, reposado, añejo, etc.).


La calidad del tequila a menudo depende de la calidad de las piñas de agave y de las prácticas de cultivo utilizadas. Además, la industria del tequila también está adoptando prácticas sostenibles para preservar el entorno y garantizar la viabilidad a largo plazo del cultivo de agave.




69 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


logo tel.png
bottom of page